Plagio en Rusia: los principales incidentes divertidos

Página principal Blog Casos de plagio Plagio en Rusia: los principales incidentes divertidos

Plagio en Rusia: los principales incidentes divertidos

This is an automated translation of the blog post "Plagiarism in Russia: Top Funny Incidents"

El plagio es un gran problema en las universidades rusas modernas. Si bien el problema particular ni siquiera era un problema en los tiempos de la Unión Soviética conocida por sus elevados estándares de educación superior, la situación actual con el plagio en Rusia tiene una naturaleza drástica. La evolución de Internet y la disponibilidad de un acceso a contenidos ilimitados propiciaron un grave problema. La otra cara de la moneda es el débil sótano legislativo. Solo unas pocas universidades rusas tienen políticas reales que prohíben a los estudiantes rusos utilizar contenido copiado y pegado sin la debida atribución a la fuente original de información. A saber, la Universidad Estatal de Moscú, la Universidad Estatal de San Petersburgo y varias otras instituciones han implementado políticas efectivas que permiten detectar incidentes de plagio y penalizar a los estudiantes rusos que participaron en la duplicación de texto. El resto del mundo académico ruso parece no estar interesado en lidiar con los incidentes de plagio. Además, ¿quién tiene la culpa, cuando los gobernadores clave del estado son los principales actores de los divertidos casos de plagio?

El grupo de activistas rusos que intentan popularizar la originalidad del contenido llamado Dissernet reveló los resultados de su estudio que examina contenido no autorizado en disertaciones rusas. Según sus hallazgos, solo cuatro de cada cinco disertaciones estaban libres de plagio. En otras palabras, aproximadamente el 20% de las tesis defendidas por académicos rusos contenían información prestada sin la referencia adecuada. Sin embargo, esta instantánea muestra la situación del plagio en tesis doctorales o de candidatos. Al mismo tiempo, la situación en los trabajos de los estudiantes es aún más aterradora. La mayoría de los fondos sociológicos muestran que casi la mitad de los trabajos del curso, los trabajos finales y los trabajos de investigación presentados por estudiantes rusos están plagiados. Por lo tanto, la situación con el plagio de los estudiantes es aún más grave. Las razones de esto pueden incluir:

  • La falta de un sistema conveniente para la detección de plagio. La mayoría de las universidades rusas no están modernizadas y no tienen acceso a software de detección de plagio en línea. Por lo tanto, los profesores deben contribuir la mayor parte de su tiempo a comprobar la originalidad de los trabajos de los alumnos.

  • La falta de cargas legislativas adecuadas que deberían definir correctamente el término "plagio" e imponer el castigo correspondiente en función de la intensidad de los casos de plagio.

Entonces, ¿cuáles son los incidentes de plagio más divertidos en Rusia?

El primer y principal caso revelador es la tesis de Candidato de Ciencias del presidente ruso Vladimir Putin. Putin fue acusado de plagiar el texto sin las citas adecuadas del artículo de investigadores estadounidenses de la Universidad de Pittsburg W. King y D. Cleland. Clifford Gaddy sostiene que la introducción de 20 páginas del trabajo de Putin contiene 16 páginas de texto prestado. Putin ignoró la acusación y nunca hizo ningún comentario sobre el tema. Mucho más, recientemente inició la campaña para hacer frente al problema del plagio en el ámbito académico ruso afirmando que las tesis de disertación falsificadas defendidas en las universidades rusas habían traspasado todos los límites. Sin embargo, ¿existen límites racionales para la duplicación de textos en los trabajos de doctorado? Lo más divertido es que el presidente de Rusia, que ya está acusado de plagio, está tratando de poner límites en lugar de erradicar el problema por completo.

Entre otros casos divertidos de plagio está la historia del Ministro de Cultura ruso Vladimir Medinsky . Vladimir Medinsky, el ex diputado ruso, fue acusado de utilizar texto prestado en el resumen de su tesis. Eso sí, el político negó la acusación argumentando que el texto que coincidía con la otra fuente era de conocimiento común, lo que obviamente no fue el caso. Además de esto, a pesar de la acusación, Vladimir Medinsky fue nombrado Ministro de Cultura ese mismo año.

Otro incidente interesante con plagio le sucedió a Andrei Andriyanov, quien solicitó un puesto de director del departamento científico de la Universidad Estatal de Moscú. El trabajo de tesis del candidato fue revisado y cuestionado por el grupo de activistas antiplagio. La atención sobre su tesis fue atraída por el hecho de que Andriyanov, que tenía su título en Química, defendió su tesis de disertación en Historia como estudiante de la Universidad Pedagógica Estatal de Moscú. Además, los activistas han revisado las disertaciones de otros académicos que también defendieron sus trabajos en la misma institución y se enteraron de una serie de trabajos falsos. Por lo tanto, Anrei Andriyanov no fue el único académico falsificado de la institución, que se convirtió en una especie de “tienda de títulos académicos”. Como resultado del escándalo con Andriyanov, la Universidad Pedagógica Estatal de Moscú perdió su consejo de disertación. Andriyanov fue despedido desde la posición de la dirección. Sin embargo, pronto fue nombrado vicepresidente de la organización deportiva juvenil.

Por lo tanto, los casos divertidos de plagio en la educación rusa son solo ejemplos de políticas y estándares mal considerados en la educación. Por otro lado, cuando se profundiza, los casos divertidos se convierten en un problema aterrador de todo el sistema político. Los tres casos mencionados comparten la característica común de la impunidad. La actitud corrupta que va desde lo alto del Estado se refleja en todos los ámbitos, incluida la educación y las universidades. Además, el sistema intenta ocultar los problemas reales, como los prerrequisitos legislativos detrás de la guerra de la falsificación con el contenido decomisado.

melissaanderson.ps@gmail.com
Melissa Anderson
Born in Greenville, North Carolina. Studied Commerce at Pitt Community College. Volunteer in various international projects aimed at environmental protection.
Former Customer Service Manager at OpenTeam | Former Company secretary at Chicago Digital Post | PlagiarismSearch Communications Manager
Otros artículos que pueden interesar a Usted:
Tipos de plagio
La investigación y el plagio son dos actividades muy distintas. Pero a menudo es difícil encontrar el aparente corte entre estos dos. Hay momentos en que los investigadores llegan al punto de desviarse de un estudio real al mero plagio, ya sea de forma involuntaria o no. Además, algunas formas de plagio ocurren de una manera muy con...